¿No hemos aprendido nada?

Según la teoría, para que un conflicto sea útil, el resultado final del proceso debe ser el aprendizaje, no vencedores ni vencidos. De nuestra crisis económica, como conflicto social y económico que es, algo deberíamos haber aprendido. Y el aprendizaje se demuestra en esas cosas que ocurren en la frecuencia baja, en la doméstica…al fin y al cabo la vida está hecha de las pequeñas cosas….

Llevamos varios días con el escándalo de las oposiciones a enfermería del Salud. Valoren ustedes: 7.000 personas se presentan a 173 plazas de enfermería, el día anterior a las pruebas la presidenta del tribunal dimite por rumores de filtración del examen, y éste se cambia. De los 7.000 aspirantes 10 obtienen una puntuación de de entre 70 y 88 puntos, 18 puntos por lo tanto en el intervalo de 10 personas. A partir del aspirante número 11 y hasta el número 600, donde se realiza el primer corte, la diferencia entre las notas de todos ellos es de 18 puntos. Esto que estadísticamente es casi imposible, acentúa el esperpento cuando se advierte que, supuestamente, algunas de esas 10 personas están en el círculo de amistad o relacional de directivas de enfermería del 061 del Salud.

En otro orden de cosas, las Cortes de Aragón han concedido su Medalla al Justicia de Aragón. Institucionalmente no tiene sentido porque las Cortes de Aragón premian una institución elegida por las propias Cortes. A nivel personal, quien hoy detenta el cargo mostró su poca sensibilidad con la crisis quejándose en su día, en sede parlamentaria, por la reducción de su salario. Llevamos siete años de crisis en los que el esfuerzo personal y colectivo de la ciudadanía ha sido ímprobo para salir adelante, ejemplos en este periódico los tenemos todos los días. ¿De verdad que las Cortes no son capaces de encontrar en su ciudadanía ejemplos de solidaridad y compromiso dignos de mención?.

Reclamamos ejemplaridad en lo grande, pero es en lo doméstico, donde más impacta… exijamos en las elecciones municipales aprendizajes a la clase política, será un signo de que la ciudadanía también habremos aprendido. Porque es en las pequeñas cosas donde nos la jugamos.

(Publicado en Periódico de Aragón Abril 2015)
Carlos Piñeyroa Sierra
@carlospineyroa

Publicado el 9/06/15  // Temas: Sin categoría

Deja un comentario

*