Concéntricos. La importancia de las Conversaciones

¿Cuántas veces una conversación a tiempo hubiera salvado la desvinculación emocional y de identidad de una persona en su trabajo?. Estamos mal acostumbrados a lo que a conversaciones en el trabajo se refiere. Decimos que hablamos mucho en el trabajo pero la mayor parte de las veces las conversaciones se reducen a temas banales, o en el mejor de los casos sobre la tarea.

Concéntricos, el modelo que he desarrollado para la gestión de las personas en las organizaciones que hacen frente al reto de la Digitalización, la Innovación y la mejora de la Experiencia de Usuario, introduce las Conversaciones como elemento principal de relación.

Concéntricos se basa en que lo que nos une es la identidad, los valores y las creencias compartidas. Esa premisa lleva a asignar la responsabilidad y la autoridad sobre el desempeño a la persona, lo que sólo es posible mediante el ejercicio de una libertad creativa en el trabajo, que asegura una motivación intrínseca capaz de empujar para generar resultados, donde la importancia de esos resultados no sólo es el qué, sino el cómo se consiguen. Este escenario de libertad creativa, de responsabilidad y de autoridad, no es posible con el tradicional control, basado en diálogos (o monólogos) sobre la tarea.

Las Conversaciones en Concéntricos se centran en lo importante: los valores y creencias compartidas, el sentido de identidad profunda con la Organización. Dialogar no es fácil, todos hemos sido autodidactas en este ejercicio, por eso Concéntricos propone una capacitación de todas las personas de la Organización en metodologías de comunicación orientadas a lo profundo. Y de la misma manera esas Conversaciones en las etapas iniciales están facilitadas por una persona profesional en esta materia. ¿Cómo hablar de lo importante? ¿Cómo dejar a un lado la tarea, para hablar de lo que me mueve a realizarla? ¿Cómo concentrar mis esfuerzos en hablar de lo que creo, de lo que me hace estar hoy, aquí y ahora en esta Organización, de lo que me vincula en lo profundo, pero que impregna mi día a día? ¿Cómo ser asertivo para reconocer que comportamientos y procesos puede que no estén rezumando mis valores y los de la Organización?…..

Conversaciones en Concéntricos destina tiempo de calidad y espacios de calidez para su realización. No podemos hablar de la identidad, de los valores, en un contexto que nos empuja a la tarea, que nos trae a lo operativo. El fondo necesita una forma congruente.

Conversaciones es el tercer módulo de Concéntricos, que en un entorno cambiante y retante, se orienta a garantizar la identidad y valores compartidos como la clave de una motivación intrínseca que genera alineamiento, y permite desplegar la confianza que genera libertad creativa, para dar respuesta a retos exigentes que requieren de nosotros todo nuestro ser, no sólo nuestra tarea.

Carlos Piñeyroa Sierra

Publicado el 18/11/15  // Temas: Sin categoría

Deja un comentario

*