Archivo del mes: 01 / 17

¿para qué?

Publicado en Periódico de Aragón en Enero de 2015

Comienza un nuevo año lleno de propósitos. Es hora de tomar decisiones importantes, la mayor parte de las empresas y organizaciones estamos inmersos en planes y presupuestos que marcarán nuestro futuro como organización.

Frente a lo que muchos piensan, lo importante no es lo que haremos, ni siquiera cómo lo haremos, lo más importante de nuestra actividad es el para qué lo hacemos. Sí, sé que suena muy etéreo, incluso distante de nuestra realidad cotidiana. Las palabras que más oímos en las reuniones de trabajo últimamente son “margen bruto” “ebitda” “objetivos” “beneficios” “inversores”… Pero amigo, si esto es así, permíteme que te diga que estás equivocado.

Lo más importante en una organización es la razón por la que existe. Si hemos olvidado la razón última de nuestra existencia, hemos olvidado la razón que un día hizo que levantáramos la persiana de nuestra empresa o entráramos contentos y satisfechos en nuestro primer día de trabajo. Las organizaciones existen porque tienen una propuesta de valor. Si has cambiado tus preguntas “¿qué valor aporto a mi cliente?” “¿qué puedo hacer para que se sienta más feliz, más satisfecho con aquello que le vendo?” por otras preguntas como “¿cuánto más voy a ganar?” “¿cuánto más sacaré?”, entonces tu negocio está muerto, sí, muerto, porque muerta la pasión, muerta la razón de tu existencia, eres, simplemente, una máquina de hacer dinero. Y créeme, conozco organizaciones infernales que llevan muchos años ganando dinero… y que envueltas en su vorágine dineraria son absorbidos por fondos que, ahora sí, exprimen la organización sin reparos sin pudor y sin norte.

Pero entonces ¿significa esto que no es importante el margen, el beneficio, el ebitda, los inversores…? . No, en absoluto, pero no podemos confundir la parte con el todo. Todo eso es el marco que nos ayuda a centrar nuestra actividad, pero nunca debemos perder de vista que nos debemos a la razón de nuestra existencia como empresa, y que no hemos nacido como tal para sólo maximizar un beneficio económico, sino para prestar nuestra propuesta valor como la mejor buena noticia para nuestro cliente.

Y para aquellos que piensen, quizás tú, que olvidarse del margen, del beneficio, del ebitda,…es una barbaridad, te diré que aquellas organizaciones que se centran en su para qué y que se preocupan por focalizarse en mejorar su propuesta de valor, su servicio, su producto, para complacer de la mejor manera posible a su cliente, éstas, son las que de manera natural consiguen los mejores resultados no sólo de desempeño, sino económicos. Y lo hacen de manera natural. Además estas organizaciones se reconocen y son reconocidas como best place to work o mejores lugares para trabajar, porque, amigo, la felicidad es productiva.

Aún estás a tiempo. Aún puedes cambiar la pregunta, las narrativas, y por qué no, tu plan y presupuesto para el próximo año. Aún.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

En defensa de la Justicia Restaurativa en Aragón

Publicado en Heraldo de Aragón en Enero 2017

Hace exactamente diez años tres personas aragonesas a las que luego se unieron muchas más iniciamos una experiencia de Justicia Restaurativa en Aragón creando la Asociación ¿hablamos?, asociación para la mediación penal, penitenciaria y comunitaria de Aragón. Justicia Restaurativa es una evolución de nuestro sistema judicial, que avalado ya por la ONU, se extiende inexorablemente por toda Europa (varias directivas europeas así lo avalan). Fuimos, gracias a nuestro trabajo altruista y comprometido con la ciudadanía aragonesa, la tercera comunidad autónoma en España en desarrollar una experiencia pionera impulsada, en aquel entonces, año 2005, con el aval del Consejo General del Poder Judicial.

Nacimos para desarrollar la mediación penal  entre víctimas e infractores de delitos convencidos como estamos que el diálogo es una vía que pacifica y aborda de lleno el conflicto social que todo delito supone, devolviendo el protagonismo a las personas para encontrar una solución reparadora para la víctima y responsable para el infractor. A lo largo de estos diez años hemos desarrollado cientos de mediaciones, penales primero, en Zaragoza, Calatayud y Huesca, y penitenciarias (entre personas presas) después, en las prisiones de Daroca y Zuera, así como algunas escolares en algunos centros educativos de Zaragoza.

Han pasado diez años. Diez. Exactamente diez años desde entonces. Entre medio hemos capacitado a cientos de jueces, secretarios judiciales y fiscales en España. Hemos participado en Jornadas de Justicia Restaurativa en los ayuntamientos de muchas ciudades españolas (Córdoba, Vitoria, Madrid, Sevilla,…). Hemos participado como formadores en Máster y Postgrado sobre Derecho Restaurativo de diversas universidades públicas y privadas (Bilbao, Zaragoza,…).  Hemos participado como formadores del equipo de funcionarios públicos de prisiones en Argentina a demanda del gobierno de aquel país. Hemos realizado ponencias en el Congreso Europeo de Justicia Restaurativa. Hemos desarrollado cinco jornadas durante cinco años en la Facultad de Derecho de Zaragoza sobre Justicia Restaurativa y Sociedad Civil de la mano de la cátedra de Derecho Penal, con el objetivo de devolver lo aprendido en nuestra experiencia a la sociedad aragonesa en general y a los jóvenes universitarios en particular.

En materia de innovación hemos desarrollado y financiado el primer documental en España sobre Justicia Restaurativa y mediación penal, documental que hoy circula de manera gratuita por innumerables escuelas de negocio y universidades públicas y privada en España que desarrollan Máster de Justicia Restaurativa. Este documental se publicó en el año 2010, junto a nuestro libro “El valor de la palabra que nos humaniza. Cinco años de Justicia Restaurativa en Aragón”. Hemos capacitado a más de 1.000 policías locales en Zaragoza en 2016 en materia de mediación y hemos sido la primera asociación en España que ha capacitado en 2016 en temas de resolución alternativa de conflictos a un cuadro de mandos del Ejército de Tierra español con presencia en misiones de paz de la ONU. Y siempre, siempre, en todas y cada una de estas acciones hemos reivindicado nuestro origen aragonés. Innovaciones e investigaciones aragonesas al servicio de la sociedad aragonesa y española.

Pero todo esto, que siendo mucho, muchísimo, no vale de nada, si las cientos de personas con las que hemos compartido los procesos de mediación penal, penitenciaria, y escolar no hubieran apreciado el valor de la palabra que nos humaniza en esos procesos de mediación. Ellas son nuestro mejor aval. Sociedad que reconoce en el diálogo la fuerza interior para transformar, para transformarse, para dotar a nuestra sociedad de una nueva fuerza y protagonismo.

Ahora la directora general de administración de justicia del gobierno de Aragón, María Ángeles Júlvez, ha tenido a bien estimular el uso de la justicia restaurativa en nuestra comunidad, destinando decenas de miles de euros de dinero público en 2016 a la divulgación y fortalecimiento de la misma. Y lo hace, encomendando esa labor exclusivamente a los colegios profesionales, ninguneando toda esta experiencia de la Asociación ¿hablamos? en Aragón, en España, Europa y en Latinoamérica y alegando dificultades administrativas y burocráticas de asignación presupuestaria en las Cortes de Aragón. Nos sentimos dolidos, ninguneados, apartados, y no reconocidos. Son diez años de mucho sacrificio personal, familiar, económico, sin apoyo institucional ni económico, algo que nunca nos ha importado porque como asociación de ciudadanos libres, hemos trabajado siempre para el bien común de la sociedad haciendo aquello en lo que creemos y profesamos. No nos debemos pues al Gobierno, sino a la Sociedad. Pero nos duele, nos irrita, que llegado el momento de reconocer nuestro trabajo, se haga siempre de palabra y nunca con la acción.

Por eso, porque estamos hartos de esta forma de hacer política, hemos solicitado a los diversos partidos políticos con representación parlamentaria que incidan en la tramitación del presupuesto, para que dichas partidas dirigidas a la divulgación de la mediación en general, y de la penal en particular,  se establezcan en un capítulo presupuestario que permita convocar un concurso basado en los principios de publicidad, mérito y capacidad para el destino de aquellas partidas, sin limitación al tejido asociativo. Esta sociedad se merece que quien transmita el mensaje restaurativo, mensaje que debe emanar de las entrañas de la sociedad, se haga bajo los principios de publicidad, mérito y capacidad.

Carlos Piñeyroa Sierra.

Presidente de la Asociación ¿hablamos? para la mediación penal, penitenciaria y comunitaria en Aragón. http://asociacionhablamos.es/

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

Dialogar

Publicado en el Periódico de Aragón en Diciembre 2016

Nuestros políticos no se entienden… en nuestro trabajo, a veces, o muchas veces, según cada cual, no nos entienden,…en nuestra familia a veces tenemos la impresión que, pese a compartir adn, nadie nos entiende,… Conversar, dialogar, es algo que aprendemos de manera natural, pero seguramente es una actividad que es susceptible de mejora…

Vivimos en un mundo en el que la dialéctica, el arte de dialogar, ha sido absorbido por la velocidad a la que vamos y por la tendencia a la polarización que experimentamos. La velocidad nos impide la reflexión, buscamos permanentemente la adhesión a nuestras posiciones, con un criterio de eficiencia absurdo que impide la profundización no sólo en las posiciones del otro, sino en las nuestras propias. La polarización a veces es consecuencia de esa velocidad, y en otras, de una incultura manifiesta que habla de verdades únicas, cuando lo cierto es que la verdad, siempre es poliédrica.

El arte de dialogar es el arte de encontrar espacios comunes que permitan seguir avanzando. La experiencia personal me ha llevado a la máxima de que cuanto más profunda es una conversación, mayor capacidad de encuentro se produce, por muy separadas que estén las posiciones iniciales, y cuanto más superficial es, mayor es la tendencia a la polarización y la eficiencia (en este caso expresada como obtener el máximo beneficio, con el menor esfuerzo).

Necesitamos aprender a dialogar, necesitamos recuperar el sentido de lo profundo, para no surfear sobre los argumentos del otro, sino entenderlos, comprenderlos, indagarlos, y encontrar, si fuera el caso, el espacio común. Hemos confundido dialogar con tener razón, y precisamente esa es una de las causas del no diálogo. Aprender a dialogar implica un desaprendizaje humilde de lo asumido como normal en nuestra vida, pero sin duda será un camino que nos ayudará a ser mejores personas, en singular y en plural. ¿Dialogamos?

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

El reto de la digitalización

Publicado en Periódico de Aragón en Junio 2016

Una cadena es tan fuerte como lo es el más débil de sus eslabones. Este aforismo siempre me ha sugerido la necesidad de trabajar intensamente en aquellas partes de los procesos de trabajo que pasan desapercibidas frente a otras más llamativas o atractivas.

En el mundo de las organizaciones empresariales el foco se suele situar en todo aquello que ocurre a partir del momento de la contratación de personas para el desarrollo de un producto. Pocos miran al eslabón necesario, pero muchas veces oculto, de la formación para trabajar. Y ahí, hoy, nos encontramos con un reto impresionante: la digitalización. Este reto es en realidad oportunidad, pero es necesario que esta parte de la cadena, este eslabón, se refuerce. Hablo de todo tipo de formación, pero especialmente de la universitaria.

Ya es un mantra que a día de hoy somos incapaces de predecir las profesiones que serán reclamadas por un mercado de trabajo global y digitalizado. Ante esta situación seguir educando para las profesiones de hoy en día es un anacronismo. Entonces ¿qué hacer?. Si no puedes perseguir a la veloz tecnología, al menos prepárate para aprovecharla, para ser lo más flexible, creativo, y ágil con ella. Y en esta dimensión hablo, sí, de las manidas competencias, pero también de los valores, de la educación, de lo profundo… Un mundo más digitalizado precisa cada vez más de personas más humanas, más educadas, más cultas, capaces de aplicar al entorno tecnológico el enorme patrimonio de la cultura y valores humanos. Me asusta, me preocupa la desaparición de la filosofía de las pruebas de acceso a la universidad, la desaparición de la ética en los currículum universitarios, la desaparición de las filologías, la historia…el mundo que viene gira en el exterior a toda velocidad tecnológica, y necesitamos un eje, un centro, y ese es el ser humano. Volver a la centralidad del hombre, volver a lo esencial, a lo sustantivo, y hacer de ello el eslabón más fuerte de la cadena, y no su parte más débil.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

Cinco años no es nada

Publicado en Periódico de Aragón en Mayo 2016

Initland está presente en Zaragoza desde hace cinco años. Como casi dice la canción, “cinco años no es nada….” pero para nosotros ha sido toda una vida. Iniciamos hace cinco años un viaje apasionante cuando la palabra “emprendimiento” apenas se oía en la ciudad y en España. De la mano del Ayuntamiento de Zaragoza empezamos a gestionar el CIEM, y nos adentramos en un mundo que tenía mucho que ofrecernos y nosotros mucho que ofrecerle a él. Hoy Initland es una referencia nacional y ha generado Riqueza en términos de desarrollo humano en todas las ciudades en las que está.

Si tuviera que destacar algo de este tiempo me quedaría con: a) las más de 70 empresas emprendedoras y más de 300 personas con las que hemos convivido estos años, y con las que hemos compartido sueños. Con ellas hemos profundizado en una nueva cultura empresarial, basada sí, en tecnología, pero también en valores profundos como la colaboración, la hibridación, la sostenibilidad, y el trabajo en equipo b) consecuencia de lo anterior, y para alejar el fantasma de que el mundo emprendedor es sólo google, me quedo con nuestro Informe de Generación de Riqueza en el que con más de 35 indicadores hemos demostrado cada año, que este tejido empresarial pyme crea empleo de calidad e intensivo en conocimiento, que exporta (42%) que genera patentes (39%), que sobrevive muy por encima de la media de España (77% frente al 44% español),… c) last but not least, me quedo con el extraordinario equipo humano de Initland en CIEM, en CIEM Torre Delicias y en la Ronda de Meliá, nuestras tres incubadoras en Zaragoza en estos cinco años, que ha sabido crecer y crecerse para aportar a esta ciudad una enorme Riqueza en forma de tejido empresarial.

Empezamos un nuevo lustro, ahora resuenan palabras como intraemprendimiento, verticalidad, hibridación de emprendedores con la función directiva…ya estamos en esa realidad, y nosotros seguiremos creando Riqueza, haciendo ciudad, y acompañando procesos vitales.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

La mejor start up de España

Publicado en Periódico de Aragón en Abril 2016

Wallapop fue elegida por los “gurús tecnológicos” de España como la start up del 2015. Como muchos de vosotros sabréis Wallapop se dedica a anuncios clasificados de segunda mano a través de una app que geolocaliza a comprador y vendedor.

Wallapop ha recibido en sus tres años de existencia cerca de 150 millones de inversión, y es considerada por los expertos como un “unicornio blanco”, es decir, como una de las cien empresas mundiales cuya valoración asciende a más de mil millones de dólares, y que tiene unas previsiones exponenciales de escalar el negocio.

Pero hete aquí que Wallapop a pesar de todo el dinero invertido, y por el que seguro esos importantes fondos de inversión esperan obtener rentabilidades futuras cuantiosas, no ha ganado en sus tres años de existencia ni un solo euro, porque su modelo de negocio está por ver todavía (venta de publicidad, venta de datos, comisión de la transacción…).

Es cierto que a veces los modelos de negocio requieren de tiempo y de paciencia, además de inversión (que se lo digan a Amazon). Pero a mí me sigue resultando preocupante: a) que sigamos tomando como referencia del emprendimiento español a start up, infladas financieramente pero cuya generación de riqueza en el corto y medio plazo es nula, y en el largo plazo incierta b) que sigamos transmitiendo la imagen de que emprender sólo es posible con fondos de inversión especulativos capaces de dar músculo financiero a ideas que sólo son eficaces si colonizan todo el espacio, con lo que esto tiene de pernicioso para la idea de “éxito emprendedor”.

Frente a ello, les propongo sumar las rentabilidades presentes que sólo el Informe de Generación de Riqueza de las empresas alojadas en Initland Zaragoza genera, junto a todo el empleo generado ya por estas empresas, y a todas las patentes y registros de propiedad intelectual como expresión de su innovación, y verán lo que es de verdad una “start up” del año. Y sin apenas inversión…

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

¿el tamaño importa?

Publicado en Periódico de Aragón en Febrero 2016

De acuerdo con Eurostat el número medio de trabajadores por empresa en España es de 4,7, cifra sólo por debajo de Italia (4), y muy alejada de Francia (5,7), Reino Unido (11) o Alemania (11,7). Según los expertos el tamaño realmente importa porque un tamaño pequeño incide de forma negativa en las posibilidades de la empresa española en autofinanciación, comercialización, productividad y capacidad de innovación y de internacionalización.

Las razones que se aducen para este tamaño menor de la empresa española van desde tener una economía enfocada directamente al sector servicios, hasta factores económicos o culturales como la escasa cultura emprendedora, el escaso gasto en I+D+i, y la poca cultura de cooperación empresarial.

Tengo para mí, que esto, sin dejar de ser cierto, está cambiando. Nos encontramos con un tejido empresarial emergente, que además de romper los modelos de negocio tradicionales (que se lo digan al sector del turismo, la banca, los seguros, …) están transformando igualmente las necesidades de dimensión de las organizaciones empresariales. El Informe de Generación de Riqueza de Initland Zaragoza, basado en las empresas de nuestras dos incubadoras en esta ciudad, CIEM y Ronda, acreditan que con un tamaño medio de cuatro personas por empresa, el 42% exporta, el 39% han registrado patentes, modelos de utilidad o propiedad intelectual, y sólo en el último año se desarrollaron 13 proyectos en cooperación empresarial.

Estos datos muestran que el nuevo ecosistema empresarial tiene cultura emprendedora, invierte en I+D y coopera por encima del tejido empresarial maduro. Si a ello le sumamos nuevas formas de financiación como el crowdfunding o el crowdlending, observaremos como el tamaño deja de ser tan relevante para lograr financiación, productividad, innovación e internacionalización. Quizás el tamaño no importe tanto en este nuevo tejido empresarial, quizás lo importante sea una nueva forma de ejercer esa actividad empresarial.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

Jóvenes aragoneses con talento

Publicado en Periódico de Aragón en Enero 2016

En las últimas semanas, como si el destino estuviera confabulado con ellos, he tenido el placer de compartir el talento de cinco jóvenes aragoneses, que por la fuerza con que desarrollan sus proyectos no puedo sino compartirlos aquí con todos vosotros (el amor y el conocimiento es lo único que compartiéndose se multiplica).

Javier Macipe es un joven realizador aragonés con varios cortometrajes y algún largo en su haber, que acaba de ser nominado con “Os meninos do rio” al premio Goya 2016 en la categoría de cortometraje. Javier es un joven con un talento desbordante, reconocido con innumerables premios en España y en el extranjero. Javier cuida sus películas con una delicadeza impropia de los tiempos en los que vivimos. Frente a lo rápido, lo efímero, lo evidente, Javier nos propone una mirada lenta, permanente, serena y profunda. Javier es no sólo un enorme director para su edad, no sólo un extraordinario emprendedor capaz de hacer mucho con poco, sino un ejemplo encomiable de pasión, perseverancia y creencia firme en su destino y en su vocación.

Diego, Coke, Chechu y Edu forman “The Water Van Project”, un proyecto solidario que pretende llevar en colaboración con ONGs locales latinoamericanas, agua a poblados que carecen de ella como recurso básico. Estos cuatro jóvenes aragoneses han dejado sus respectivos trabajos, en USA y en España, para emprender este viaje vital. Para ello han puesto delante sus ahorros y han hecho un llamamiento para cofinanciar los aparatos que permitirán la potabilización del agua. De estos cuatro jóvenes aragoneses me entusiasma su capacidad para hacer de la vida aventura, y de los sueños realidad.

Cinco jóvenes aragoneses, cinco vidas a las que mirar, apenas han comenzado su aventura profesional y personal y son ya un referente. Y lo son, no por lo que hacen, que también, sino porque lo hacen: con pasión. Esa pasión que tantas veces falta en nuestra sociedad. Como decía Susana Tamaro: “Donde el corazón te lleve”.

Carlos Piñeyroa Sierra

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

Nuevos retos, nuevas formas de liderar

Publicado en Periódico de Aragón en Diciembre 2015

En la actualidad las Organizaciones se enfrentan a tres retos fundamentales: a) Innovación: la innovación constante, tecnológica o no, está transformando el mundo empresarial y los modelos de negocio b) Digitalización; más allá de la introducción de apps o big data en los procesos, la digitalización implica un cambio organizacional profundo para dar respuesta a los nuevos retos del mercado c) Customer Experience: el cliente demanda algo más que precio y producto, reclama una experiencia. Exige una revolución en la manera de recibir la propuesta de valor.

Cualquiera de estos tres retos precisan por parte de las personas de una Organización algo más que “implicarse”, precisan “compromiso”.

Necesitamos un modelo innovador de gestión de personas que permita dar respuesta a estos nuevos retos, desde sus parámetros propios y no desde los parámetros de los retos del siglo pasado. Y ¿que demandan estos retos?. Pues fundamentalmente un compromiso de las personas en singular, un movimiento propio, desde la motivación intrínseca, que permita activar todo lo que cada persona es para dar respuesta a esos retos. Y ahí, en el protagonismo de la persona, el equipo deviene como una estructura más, contingente pero no necesaria, porque en su lugar aparece con fuerza la “colaboración”, las “estructuras líquidas”. La colaboración no entiende de estructuras, sino que es efímera y existe en función del objetivo que en cada momento haya de ser satisfecho. El estímulo de la colaboración implica el estímulo del compromiso, de la creatividad para generar las relaciones y procesos necesarios para llegar a buen término, y el estímulo del reconocimiento y del aprendizaje abierto e informal

Concéntricos es la metodología que he desarrollado para dar respuesta a estos retos a través de una nueva forma de gestionar personas, sitúa a la persona en el centro de la organización, como el eje de una rueda, establece las conversaciones profundas sobre identidad y valores como elemento clave del funcionamiento de la rueda, despliega nuevos compromisos con una nueva tipología de objetivos, y estimula comportamientos como la colaboración, la audacia, la generosidad y el aprendizaje abierto, como determinantes del movimiento que impulsa el compromiso personal y la motivación intrínseca.

Nuevos retos, nuevas formas de liderar y de generar impacto.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría

La mejor empresa para el mundo

Publicado en Periódico de Aragón en Noviembre 2015

Resulta sorprendente que una empresa quiera significarse en el mercado por ser “la mejor empresa para el mundo” en vez del habitual “la mejor empresa del mundo”. De nuevo la fuerza del lenguaje, una sola palabra, nos lleva a realidades totalmente diferentes. B Corp es la primera certificación de empresa -no de producto- que garantiza la sostenibilidad organizativa y permite a la empresa cumplir de forma voluntaria con elevados estándares sociales y ambientales, así como compromisos de transparencia y responsabilidad corporativa.

El movimiento B Corp surge hace unos años en Pensilvania, Estados Unidos, donde poco a poco se fue extendiendo hasta estar presente hoy en más de 30 países, algunos de los cuales ya han adaptado parte de sus legislaciones a la declaración de “interdependencia” del movimiento B Corp.

Las B Corp van más allá del objetivo de lucro e innovan para maximizar su impacto positivo en los empleados, en las comunidades que sirven y en el medio ambiente. Si estás pensando que las B Corp es algo que corresponde sólo a start ups, será bueno que eches un vistazo a la página web bcorporation.eu donde podrás comprobar como gigantes del tamaño del grupo alimentario Ben&Jerry´s o del textil como Patagonia, ya forman parte de esta comunidad de empresas. En España este movimiento está siendo impulsado por, entre otros, nuestra cercana y encomiable Ecodes.

Para ser B Corp tan sólo es necesaria una autocertificación, no es necesaria la presencia de terceros, se trata por lo tanto de una calificación extremadamente sencilla en la forma, pero tremendamente exigente en el fondo, ya que los compromisos adquiridos deben ser ratificados en el orden estatutario de la organización.

Ojalá a partir de ahora oigamos a nuestros amigos, hijos, sobrinos,…que quieren ser el mejor ingeniero, abogada, empresaria, panadero,…para el mundo, y no del mundo, eso significará, que la cultura B Corp ha calado en nuestra identidad empresarial. Yo, quiero.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17  // Temas: Sin categoría