Vacaciones

Artículo publicado en Periódico de Aragón en Julio 2017

Me aterra pensar muchas veces que las vacaciones sean más vorágine de la que estamos acostumbrados en nuestra vida diaria. Planificamos las vacaciones como si de un proyecto de trabajo se tratara, olvidándonos que éstas son fundamentalmente para hacer cosas diferentes de aquellas que hacemos el resto del año. Por eso aquí van tres pequeños consejos para este tiempo estival.

Primero de todo. Es tiempo de descanso. Seguir conectado a los asuntos de tu empresa no es buena idea. Necesitas descansar. Y si me apuras, tu gente, necesita descansar de ti. Hay gente a la que desconectar les da pavor. “Workaholic” le llaman ahora, o” adicto al trabajo” de toda la vida. Yo tenía un profesor de historia, el padre Marrodán que ya en los años 80 nos decía “todos somos importantes, pero nadie es imprescindible”. Así que, no te creas imprescindible y descansa.

Segundo, descansar no implica necesariamente “dolce far niente”. Las vacaciones son fundamentales para encontrarnos a nosotros mismos, para mirarnos hacia dentro, para recuperar la conexión con nuestro yo más profundo. Ahora que empresarialmente tanto hablamos de “propósito” de la organización, reencontrar nuestro propósito vital es necesario para saber si la organización a la que regresaremos en Septiembre es aquella en la que queremos estar, porque está íntimamente unida a nuestro yo, o por el contrario ya no nos seduce y simplemente “trabajamos en ella”.

Y tercero y último. Busca el silencio. El verano es tiempo de comidas, amigos, familia,… eso viene de serie con el verano y está realmente bien. Pero dado que vivimos en un mundo donde el ruido es cada vez mayor, la información nos desborda, las redes nos avasallan, … encontrar el silencio, escucharnos y escuchar lo que nos rodea, nos situará en una nueva frecuencia de onda, que sin duda nos ayudará a recuperarnos de toda la confusión a la que nos acostumbra el resto del año.

Descansa, la vida es apasionante, pero hay tiempo para todo. Nos vemos a la vuelta.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 25/07/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

Silencio

Artículo publicado en Periódico de Aragón en Junio 2017

Ocho de la mañana. Ave Zaragoza-Madrid. Vagón del silencio. A mi lado una personal shopper responde una entrevista telefónica. “Sí, he abierto tiendas en Latinoamérica y Estados Unidos, ahora necesito un cambio”. Suena interesante… si no fuera porque estoy en el vagón del silencio…El vagón del silencio es un vagón tranquilo en el que no es posible hablar por teléfono, mantener conversaciones en tono de voz alto, comer, ni usar aparatos de música sin auriculares.

Como cliente habitual de ese vagón estoy acostumbrado a ver, e incluso a protagonizar, momentos embarazosos en los que algún pasajero llama al orden a la “personal shopper de turno”. Renfe de esta manera deja de asegurar la prestación del servicio que vende, y encomienda su prestación a los propios viajeros del vagón.Frustra las expectativas del cliente e incumple su promesa de servicio.

Hace casi un año envié una carta “reclamación-queja-oportunidad de mejora” a Renfe ofreciéndole diferentes alternativas que mejoraran su desempeño. La respuesta de Renfe fue “se lo agradecemos, lo estudiaremos, pero le advertimos, que nosotros no somos responsables del comportamiento de nuestros clientes”. A día de hoy todo sigue igual en el vagón del silencio.

En la actualidad un elemento determinante del éxito de los negocios es asegurar que las promesas hechas al cliente cubren sus expectativas, no sólo porque se lo cuentas, sino porque en la prestación del servicio cumples escrupulosamente con tus promesas. Vivimos tiempos del “prosumer”es decir, vivimos tiempos en los que el consumidor es capaz de configurar con la empresa las características del servicio, y esto pasa o bien por tener en cuenta al cliente, de verdad, en la configuración y prestación de tu servicio, o bien adaptar su prestación a los requerimientos del cliente una vez has prestado ya el servicio, a través de la atención a las propuestas de mejora planteadas por éste. Son tiempos diferentes, las redes, la condición de prosumer, el ecommerce, han entregado un poder al cliente que las empresas no deben ignorar.

Este no es un caso exclusivo de Renfe. Son muchas las compañías que siguen ignorando la importancia de prestar servicios que cumplan las promesas al cliente. ¿eres una de ellas?. Silencio…

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 25/07/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

Vida extra-terrestre

Publicado en ´Periódico de Aragón” en Mayo 2017

Tengo un amigo, Gustavo, que dice que no es casualidad que en la actual cartelera cada vez más aparezcan títulos de películas relativos al posible contacto con vida extraterrestre (no os perdáis la extraordinaria “La llegada”). Según él, la industria del cine nos está preparando, en connivencia con los poderes del mundo, para un eventual contacto con vida de otros planetas.

De igual manera en las últimas semanas no dejan de aparecer noticias en los diferentes medios de comunicación sobre los recientes descubrimientos de planetas similares a la Tierra con alta probabilidad de albergar algún tipo de vida. Esto sin duda, no podemos negarlo, alimenta la teoría de Gustavo.

Si así fuera, nos pilla a los terrícolas, en un momento convulso de nuestra historia. Por un lado, asistimos excitados a un proceso de cambio como nunca antes lo habíamos visto: las innovaciones cada vez son mayores, y la vida útil de esas innovaciones es cada vez menor, lo que implica un cambio permanente, que transforma nuestra vida casi a golpe de mes. Por otro lado el mundo se debate en una transformación social sin precedentes, como bien dice Francisco, estamos en presencia de la tercera guerra mundial a pedazos, con crisis humanitarias por todos los rincones del planeta. Vivimos por lo tanto en un momento en que somos capaces de lo mejor y de lo peor.

Dice un gurú de la tecnología, que el día que descubramos vida extraterrestre, la Humanidad sacará de sí lo mejor de sí misma, porque encontrará algo diferente a ella a quien tener que superar, y lo hará uniendo esfuerzos, de manera conjunta, porque de lo que se tratará no será de sobrevivir o dominar unos a otros (razas, clases, ideologías,…) sino de sobrevivir como especie.

Mientras, yo prefiero mirar la vida, como extra – terrestre: vivimos momentos extraordinarios, con capacidad humana como nunca en nuestra historia la tuvimos (tecnología, capacidad de producción alimentaria para todo el planeta, esperanza de vida,…), y tenemos en las pequeñas cosas de cada día, enorme vida, que efectivamente hace nuestra vida terrestre extra. No sé si será cierta o no la predicción de Gustavo, lo que sé es que tenemos entre las manos una vida extraordinaria, la de las pequeñas cosas…, seamos inteligentes en lo micro y en lo macro y hagamos pues de lo terrestre algo extra…ya, hoy.

Carlos Piñeyroa Sierra.

@carlospineyroa

Publicado el 22/05/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

Un modelo de emprendimiento español propio

Publicado en Periódico de Aragón en Marzo 2017

Initland presenta su tercer Informe de Generación de Riqueza (IGR) en Aragón, País Vasco y como novedad el primer IGR agregado en España. El IGR es el único informe en España en el que con 35 indicadores de impacto económico, fiscal, de empleo, de conocimiento, de innovación, medioambientales y de colaboración y cooperación empresarial, mide hasta qué punto los ecosistemas de innovación de Initland aportan valor a las sociedades en las que se establecen.

Así nuestro IGR nacional pone de manifiesto cómo las empresas alojadas en Initland tienen un índice de supervivencia del 74% a los dos años y del 70% a los tres años, muy por encima de la media española, están creando empleo directo, amén del empleo indirecto generado por el incremento en la demanda de provisiones y servicios (un 107%, y un 105% entre los que pertenecen a la propia Comunidad Autónoma de origen de la incubadora) o de cómo el modelo de economía generado es avanzado (48% exportan, el 25% disponen de patentes o modelos de utilidad). Una economía ágil, flexible, fronteriza y acostumbrada a la cooperación y colaboración empresarial para lograr los retos empresariales.

Initland vuelve a configurarse como uno de los ecosistemas de innovación más activos y productivos de toda España. Por si eso no fuera suficiente, los últimos dos años han supuesto una hibridación extraordinaria entre este ecosistema y las multinacionales y grandes corporaciones con las que Initland desarrolla su línea de consultoría en innovación e intraemprendimiento que ha generado, además de relaciones comerciales muy interesantes para ambas partes, oportunidades de aprendizaje mutuo y colaboración, que han hecho de nuestro ecosistema una verdadera efervescencia de innovación.

Sigo reclamando para el ecosistema emprendedor español un modelo propio, alejado del modelo de los unicornios americanos, que tan pocos resultados reales está generando en nuestra economía. En contraposición con este modelo, Initland, basado en micropymes y pymes intensivas en conocimiento, exportadoras, e hibridadas con el tejido empresarial español, desarrolla un impacto real, inmediato, y generador de Riqueza en el territorio. Este IGR es una demostración, una vez más, de que en España sabemos hacer las cosas y las hacemos bien, sólo tenemos que ser audaces y creernos nuestras propias posibilidades.

Carlos Piñeyroa Sierra.

@carlospineyroa

Publicado el 31/03/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

¡Dilo!

Publicado en el Periódico de Aragón en Febrero 2017

Según Herzberg el reconocimiento es uno de los factores motivacionales más importantes en el desempeño de las personas. Curiosamente su ausencia genera un nivel de insatisfacción moderado, pero cuando se produce éste es, junto con la propia consecución del logro, el principal factor motivacional en el trabajo.

Con esa carta de presentación es difícil de entender cómo no hacemos uso en nuestras organizaciones de algo que cumple todos los rasgos de la eficiencia: con muy poco logramos un alto impacto. ¿por qué entonces nos cuesta tanto?.

Tengo para mí que el reconocimiento de un trabajo bien hecho no es tan sencillo como parece. Reconocer el trabajo de otra persona implica, cuando menos, enormes dosis de humildad, de generosidad y de coherencia.

De generosidad porque el reconocimiento implica dejar espacio a los demás para compartir los éxitos. En este mundo lleno de egos, intentar ocupar todo el espacio a costa de los demás es una práctica altamente extendida. Cuántas veces nos hemos sorprendido con profesionales que se apropian del éxito de sus colaboradores como si las cosas ocurrieran por arte de magia. El logro nunca es individual, siempre es colectivo. Lo audaz es darle a cada uno, con nombres y apellidos, su parte, por pequeña que sea, y eso implica mucha generosidad.

De humildad porque reconocer al otro, reconocer el trabajo y resultados de otro, implica abajarse uno para elevar al otro. No siempre podemos estar arriba, no siempre somos los mejores, no siempre podemos ganar. El mejor ganador es el que ha perdido varias veces, porque sabe mirar con humildad su propio éxito éfimero, y reconoce sin dudas el de los demás.

Y el reconocimiento tiene que ser coherente. Tanto si reconoces el esfuerzo, como si reconoces el resultado, debes ser coherente. Y aquí una de las principales dificultades, porque todo reconocimiento además de llegar a la cabeza, llega al corazón. Y si no sostienes en el tiempo de forma coherente ese reconocimiento sino que lo desacreditas (“bueno, exageré en ese momento”, “los números son interpretables”…) estás golpeando en lo más profundo de tus colaboradores: su sentido de pertenencia, y entonces te cargas toda la motivación intrínseca, verdadero motor del desempeño. Esta coherencia es igualmente necesaria para con asertividad, de la misma manera que se reconoce el logro, corregir los errores que se puedan dar, pero nunca, nunca, contradigas tus propias palabras de reconocimiento.

Reconocer implica volver a conocer, volver a escribir lo que ya hemos vivido, pero ahora con el atributo del corazón. Se coherente, humilde, y generoso, y haz que tu gente se sienta parte de tu proyecto, no por lo que les das, sino por lo que ellos significan profundamente para el proyecto.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 22/02/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

¿para qué?

Publicado en Periódico de Aragón en Enero de 2015

Comienza un nuevo año lleno de propósitos. Es hora de tomar decisiones importantes, la mayor parte de las empresas y organizaciones estamos inmersos en planes y presupuestos que marcarán nuestro futuro como organización.

Frente a lo que muchos piensan, lo importante no es lo que haremos, ni siquiera cómo lo haremos, lo más importante de nuestra actividad es el para qué lo hacemos. Sí, sé que suena muy etéreo, incluso distante de nuestra realidad cotidiana. Las palabras que más oímos en las reuniones de trabajo últimamente son “margen bruto” “ebitda” “objetivos” “beneficios” “inversores”… Pero amigo, si esto es así, permíteme que te diga que estás equivocado.

Lo más importante en una organización es la razón por la que existe. Si hemos olvidado la razón última de nuestra existencia, hemos olvidado la razón que un día hizo que levantáramos la persiana de nuestra empresa o entráramos contentos y satisfechos en nuestro primer día de trabajo. Las organizaciones existen porque tienen una propuesta de valor. Si has cambiado tus preguntas “¿qué valor aporto a mi cliente?” “¿qué puedo hacer para que se sienta más feliz, más satisfecho con aquello que le vendo?” por otras preguntas como “¿cuánto más voy a ganar?” “¿cuánto más sacaré?”, entonces tu negocio está muerto, sí, muerto, porque muerta la pasión, muerta la razón de tu existencia, eres, simplemente, una máquina de hacer dinero. Y créeme, conozco organizaciones infernales que llevan muchos años ganando dinero… y que envueltas en su vorágine dineraria son absorbidos por fondos que, ahora sí, exprimen la organización sin reparos sin pudor y sin norte.

Pero entonces ¿significa esto que no es importante el margen, el beneficio, el ebitda, los inversores…? . No, en absoluto, pero no podemos confundir la parte con el todo. Todo eso es el marco que nos ayuda a centrar nuestra actividad, pero nunca debemos perder de vista que nos debemos a la razón de nuestra existencia como empresa, y que no hemos nacido como tal para sólo maximizar un beneficio económico, sino para prestar nuestra propuesta valor como la mejor buena noticia para nuestro cliente.

Y para aquellos que piensen, quizás tú, que olvidarse del margen, del beneficio, del ebitda,…es una barbaridad, te diré que aquellas organizaciones que se centran en su para qué y que se preocupan por focalizarse en mejorar su propuesta de valor, su servicio, su producto, para complacer de la mejor manera posible a su cliente, éstas, son las que de manera natural consiguen los mejores resultados no sólo de desempeño, sino económicos. Y lo hacen de manera natural. Además estas organizaciones se reconocen y son reconocidas como best place to work o mejores lugares para trabajar, porque, amigo, la felicidad es productiva.

Aún estás a tiempo. Aún puedes cambiar la pregunta, las narrativas, y por qué no, tu plan y presupuesto para el próximo año. Aún.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

En defensa de la Justicia Restaurativa en Aragón

Publicado en Heraldo de Aragón en Enero 2017

Hace exactamente diez años tres personas aragonesas a las que luego se unieron muchas más iniciamos una experiencia de Justicia Restaurativa en Aragón creando la Asociación ¿hablamos?, asociación para la mediación penal, penitenciaria y comunitaria de Aragón. Justicia Restaurativa es una evolución de nuestro sistema judicial, que avalado ya por la ONU, se extiende inexorablemente por toda Europa (varias directivas europeas así lo avalan). Fuimos, gracias a nuestro trabajo altruista y comprometido con la ciudadanía aragonesa, la tercera comunidad autónoma en España en desarrollar una experiencia pionera impulsada, en aquel entonces, año 2005, con el aval del Consejo General del Poder Judicial.

Nacimos para desarrollar la mediación penal  entre víctimas e infractores de delitos convencidos como estamos que el diálogo es una vía que pacifica y aborda de lleno el conflicto social que todo delito supone, devolviendo el protagonismo a las personas para encontrar una solución reparadora para la víctima y responsable para el infractor. A lo largo de estos diez años hemos desarrollado cientos de mediaciones, penales primero, en Zaragoza, Calatayud y Huesca, y penitenciarias (entre personas presas) después, en las prisiones de Daroca y Zuera, así como algunas escolares en algunos centros educativos de Zaragoza.

Han pasado diez años. Diez. Exactamente diez años desde entonces. Entre medio hemos capacitado a cientos de jueces, secretarios judiciales y fiscales en España. Hemos participado en Jornadas de Justicia Restaurativa en los ayuntamientos de muchas ciudades españolas (Córdoba, Vitoria, Madrid, Sevilla,…). Hemos participado como formadores en Máster y Postgrado sobre Derecho Restaurativo de diversas universidades públicas y privadas (Bilbao, Zaragoza,…).  Hemos participado como formadores del equipo de funcionarios públicos de prisiones en Argentina a demanda del gobierno de aquel país. Hemos realizado ponencias en el Congreso Europeo de Justicia Restaurativa. Hemos desarrollado cinco jornadas durante cinco años en la Facultad de Derecho de Zaragoza sobre Justicia Restaurativa y Sociedad Civil de la mano de la cátedra de Derecho Penal, con el objetivo de devolver lo aprendido en nuestra experiencia a la sociedad aragonesa en general y a los jóvenes universitarios en particular.

En materia de innovación hemos desarrollado y financiado el primer documental en España sobre Justicia Restaurativa y mediación penal, documental que hoy circula de manera gratuita por innumerables escuelas de negocio y universidades públicas y privada en España que desarrollan Máster de Justicia Restaurativa. Este documental se publicó en el año 2010, junto a nuestro libro “El valor de la palabra que nos humaniza. Cinco años de Justicia Restaurativa en Aragón”. Hemos capacitado a más de 1.000 policías locales en Zaragoza en 2016 en materia de mediación y hemos sido la primera asociación en España que ha capacitado en 2016 en temas de resolución alternativa de conflictos a un cuadro de mandos del Ejército de Tierra español con presencia en misiones de paz de la ONU. Y siempre, siempre, en todas y cada una de estas acciones hemos reivindicado nuestro origen aragonés. Innovaciones e investigaciones aragonesas al servicio de la sociedad aragonesa y española.

Pero todo esto, que siendo mucho, muchísimo, no vale de nada, si las cientos de personas con las que hemos compartido los procesos de mediación penal, penitenciaria, y escolar no hubieran apreciado el valor de la palabra que nos humaniza en esos procesos de mediación. Ellas son nuestro mejor aval. Sociedad que reconoce en el diálogo la fuerza interior para transformar, para transformarse, para dotar a nuestra sociedad de una nueva fuerza y protagonismo.

Ahora la directora general de administración de justicia del gobierno de Aragón, María Ángeles Júlvez, ha tenido a bien estimular el uso de la justicia restaurativa en nuestra comunidad, destinando decenas de miles de euros de dinero público en 2016 a la divulgación y fortalecimiento de la misma. Y lo hace, encomendando esa labor exclusivamente a los colegios profesionales, ninguneando toda esta experiencia de la Asociación ¿hablamos? en Aragón, en España, Europa y en Latinoamérica y alegando dificultades administrativas y burocráticas de asignación presupuestaria en las Cortes de Aragón. Nos sentimos dolidos, ninguneados, apartados, y no reconocidos. Son diez años de mucho sacrificio personal, familiar, económico, sin apoyo institucional ni económico, algo que nunca nos ha importado porque como asociación de ciudadanos libres, hemos trabajado siempre para el bien común de la sociedad haciendo aquello en lo que creemos y profesamos. No nos debemos pues al Gobierno, sino a la Sociedad. Pero nos duele, nos irrita, que llegado el momento de reconocer nuestro trabajo, se haga siempre de palabra y nunca con la acción.

Por eso, porque estamos hartos de esta forma de hacer política, hemos solicitado a los diversos partidos políticos con representación parlamentaria que incidan en la tramitación del presupuesto, para que dichas partidas dirigidas a la divulgación de la mediación en general, y de la penal en particular,  se establezcan en un capítulo presupuestario que permita convocar un concurso basado en los principios de publicidad, mérito y capacidad para el destino de aquellas partidas, sin limitación al tejido asociativo. Esta sociedad se merece que quien transmita el mensaje restaurativo, mensaje que debe emanar de las entrañas de la sociedad, se haga bajo los principios de publicidad, mérito y capacidad.

Carlos Piñeyroa Sierra.

Presidente de la Asociación ¿hablamos? para la mediación penal, penitenciaria y comunitaria en Aragón. http://asociacionhablamos.es/

Publicado el 26/01/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

Dialogar

Publicado en el Periódico de Aragón en Diciembre 2016

Nuestros políticos no se entienden… en nuestro trabajo, a veces, o muchas veces, según cada cual, no nos entienden,…en nuestra familia a veces tenemos la impresión que, pese a compartir adn, nadie nos entiende,… Conversar, dialogar, es algo que aprendemos de manera natural, pero seguramente es una actividad que es susceptible de mejora…

Vivimos en un mundo en el que la dialéctica, el arte de dialogar, ha sido absorbido por la velocidad a la que vamos y por la tendencia a la polarización que experimentamos. La velocidad nos impide la reflexión, buscamos permanentemente la adhesión a nuestras posiciones, con un criterio de eficiencia absurdo que impide la profundización no sólo en las posiciones del otro, sino en las nuestras propias. La polarización a veces es consecuencia de esa velocidad, y en otras, de una incultura manifiesta que habla de verdades únicas, cuando lo cierto es que la verdad, siempre es poliédrica.

El arte de dialogar es el arte de encontrar espacios comunes que permitan seguir avanzando. La experiencia personal me ha llevado a la máxima de que cuanto más profunda es una conversación, mayor capacidad de encuentro se produce, por muy separadas que estén las posiciones iniciales, y cuanto más superficial es, mayor es la tendencia a la polarización y la eficiencia (en este caso expresada como obtener el máximo beneficio, con el menor esfuerzo).

Necesitamos aprender a dialogar, necesitamos recuperar el sentido de lo profundo, para no surfear sobre los argumentos del otro, sino entenderlos, comprenderlos, indagarlos, y encontrar, si fuera el caso, el espacio común. Hemos confundido dialogar con tener razón, y precisamente esa es una de las causas del no diálogo. Aprender a dialogar implica un desaprendizaje humilde de lo asumido como normal en nuestra vida, pero sin duda será un camino que nos ayudará a ser mejores personas, en singular y en plural. ¿Dialogamos?

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

El reto de la digitalización

Publicado en Periódico de Aragón en Junio 2016

Una cadena es tan fuerte como lo es el más débil de sus eslabones. Este aforismo siempre me ha sugerido la necesidad de trabajar intensamente en aquellas partes de los procesos de trabajo que pasan desapercibidas frente a otras más llamativas o atractivas.

En el mundo de las organizaciones empresariales el foco se suele situar en todo aquello que ocurre a partir del momento de la contratación de personas para el desarrollo de un producto. Pocos miran al eslabón necesario, pero muchas veces oculto, de la formación para trabajar. Y ahí, hoy, nos encontramos con un reto impresionante: la digitalización. Este reto es en realidad oportunidad, pero es necesario que esta parte de la cadena, este eslabón, se refuerce. Hablo de todo tipo de formación, pero especialmente de la universitaria.

Ya es un mantra que a día de hoy somos incapaces de predecir las profesiones que serán reclamadas por un mercado de trabajo global y digitalizado. Ante esta situación seguir educando para las profesiones de hoy en día es un anacronismo. Entonces ¿qué hacer?. Si no puedes perseguir a la veloz tecnología, al menos prepárate para aprovecharla, para ser lo más flexible, creativo, y ágil con ella. Y en esta dimensión hablo, sí, de las manidas competencias, pero también de los valores, de la educación, de lo profundo… Un mundo más digitalizado precisa cada vez más de personas más humanas, más educadas, más cultas, capaces de aplicar al entorno tecnológico el enorme patrimonio de la cultura y valores humanos. Me asusta, me preocupa la desaparición de la filosofía de las pruebas de acceso a la universidad, la desaparición de la ética en los currículum universitarios, la desaparición de las filologías, la historia…el mundo que viene gira en el exterior a toda velocidad tecnológica, y necesitamos un eje, un centro, y ese es el ser humano. Volver a la centralidad del hombre, volver a lo esencial, a lo sustantivo, y hacer de ello el eslabón más fuerte de la cadena, y no su parte más débil.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.

Cinco años no es nada

Publicado en Periódico de Aragón en Mayo 2016

Initland está presente en Zaragoza desde hace cinco años. Como casi dice la canción, “cinco años no es nada….” pero para nosotros ha sido toda una vida. Iniciamos hace cinco años un viaje apasionante cuando la palabra “emprendimiento” apenas se oía en la ciudad y en España. De la mano del Ayuntamiento de Zaragoza empezamos a gestionar el CIEM, y nos adentramos en un mundo que tenía mucho que ofrecernos y nosotros mucho que ofrecerle a él. Hoy Initland es una referencia nacional y ha generado Riqueza en términos de desarrollo humano en todas las ciudades en las que está.

Si tuviera que destacar algo de este tiempo me quedaría con: a) las más de 70 empresas emprendedoras y más de 300 personas con las que hemos convivido estos años, y con las que hemos compartido sueños. Con ellas hemos profundizado en una nueva cultura empresarial, basada sí, en tecnología, pero también en valores profundos como la colaboración, la hibridación, la sostenibilidad, y el trabajo en equipo b) consecuencia de lo anterior, y para alejar el fantasma de que el mundo emprendedor es sólo google, me quedo con nuestro Informe de Generación de Riqueza en el que con más de 35 indicadores hemos demostrado cada año, que este tejido empresarial pyme crea empleo de calidad e intensivo en conocimiento, que exporta (42%) que genera patentes (39%), que sobrevive muy por encima de la media de España (77% frente al 44% español),… c) last but not least, me quedo con el extraordinario equipo humano de Initland en CIEM, en CIEM Torre Delicias y en la Ronda de Meliá, nuestras tres incubadoras en Zaragoza en estos cinco años, que ha sabido crecer y crecerse para aportar a esta ciudad una enorme Riqueza en forma de tejido empresarial.

Empezamos un nuevo lustro, ahora resuenan palabras como intraemprendimiento, verticalidad, hibridación de emprendedores con la función directiva…ya estamos en esa realidad, y nosotros seguiremos creando Riqueza, haciendo ciudad, y acompañando procesos vitales.

Carlos Piñeyroa Sierra

@carlospineyroa

Publicado el 26/01/17   // Temas: Sin categoría // No hay comentarios.